La tasa para la gestión de los residuos es un tributo municipal que tiene como objetivo cubrir los costes de la recogida, el transporte, el tratamiento, la valorización y la eliminación de los residuos municipales generados en los domicilios. La ciudadanía debemos cubrir progresivamente el 100% de estos costes; en Terrassa, en estos momentos, sólo en cubrimos un 75%. En nuestra ciudad, esta tasa se paga por vivienda y el cálculo se efectúa sobre el número de personas que residen.
La tasa prevé una serie de bonificaciones en función de la situación económica y las características de las familias y por buenas conductas ambientales. En este sentido, hay dos bonificaciones ambientales:

 

Bonificaciones en la tasa por el uso de deixalleries

De 4 a 6 aportaciones al año
10% sobre la cuota de la tasa de gestión de residuos

De 7 a 12 aportaciones al año
15% sobre la cuota de la tasa de gestión de residuos

Más de 12 aportaciones al año
20% sobre la cuota de la tasa de gestión de residuos

Bonificaciones en la tasa por autocompostaje

Si hacemos autocompostaje con la fracción orgánica de nuestros residuos podremos tener una bonificación de un 50% sobre la cuota de la tasa de gestión de residuos.